domingo, 30 de septiembre de 2012

Unemployee of the year




Si alguien que no conozca Benetton ve un anuncio suyo, difícilmente, puede adivinar qué es lo que la marca italiana vende, cuál es el producto que nos ofrece. Esta característica de los anuncios de Benetton, nos lleva a pensar que, ante todo, a lo que debe dársele importancia en sus anuncios es a la marca y no tanto a la ropa.
Benetton nos tiene acostumbrados desde hace unos años ya, a publicitarse por medio de anuncios que creen polémica, siempre muy vinculados a los derechos humanos, a las injusticias y a las libertades. Sus anuncios crean, en muchos casos, sentimientos de identificación, de empatía, y a muchas otras personas les dan más de un quebradero de cabeza.

El nuevo anuncio de Benetton puede ser muy polémico, quizá haya algunos que los tilden de oportunistas, por aprovecharse, publicitariamente, de la difícil situación que están pasando miles de jóvenes. Aunque, personalmente creo que este anuncio nos debe llamar la atención por ser muy ingenioso, mordaz y crítico, además de, por el juego de palabras que utiliza para mostrarnos una realidad muy dolorosa.
En muchas empresas, sobre todo extranjeras, se les daba como “premio” a algunos empleados el título de “empelado del mes o del año”, servía para que los trabajadores de una empresa se esforzasen más, cumpliesen más objetivos, en definitiva estrategias de venta.



En la situación de crisis global en la que vivimos, Benetton le da la vuelta a esta realidad del empleado del año y busca entre todos los jóvenes parados del al desempleado del año, para que participe en un concurso por el que recibirá 5000 euros. Todos los jóvenes parados de entre 18 y 30 años podrían participar, mandando un proyecto que tengan en mente; este, automáticamente, entraría en la clasificación de la página web y si consiguiese establecerse entre los 100 primeros proyectos, ganaría esta bonificación de 5000 euros.  




No hay comentarios:

Publicar un comentario