sábado, 24 de noviembre de 2012

¿Cómo anunciar un libro difícil de leer?



Anunciar un libro complicado de leer, se convierte a su vez en un reto díficil de superar, como la lectura del propio libro. Concretamente, he decidido, publicitar la Divina comedia de Dante Alighieri y creo que la forma adecuada de hacerlo es convertir el inconveniente de que sea una obra complicada de leer en un punto a favor del libro. El anuncio se estructuraría de la siguiente manera:

En primer lugar, aparecería una fábula de Samaniego, en la que he introducido algún cambio, para adaptarla al anuncio: 
"Subió una mona a un nogal,
y cogiendo una nuez verde,
en la cáscara la muerde,
como le supo muy mal,
arrojola el animal
y se quedó sin comer.
Así suele suceder,
a quien su libro abandona,
porque halla, como la mona,
un principio que vencer."

En segundo lugar, utilizaría la imagen de una persona que, cansada de leer, está dejando de lado un libro, que debe ser la Divina comedia de Dante.
Por último, aparecería el eslogan del anuncio: “Nadie dijo que fuese a ser fácil. A veces el fruto está escondido”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario