miércoles, 14 de noviembre de 2012

Un anuncio adaptado a nuestros días


Los anuncios han cambiado mucho, desde inicios de siglo hasta ahora, experimentan cambios constantes para adaptarse a los intereses del público y a un mundo que avanza día a día. Por eso, si nos fijamos en un anuncio de 1932, como es el caso, veremos que las estrategias de venta han quedado completamente obsoletas, y que hoy en día un anuncio así no tendría ningún tipo de consideración en el mercado.




En el anuncio del semanario Estampa, publicado el 16 de abril de 1932, podemos ver que los publicistas utilizan, en el anuncio una especie de argumento de autoridad, ya que se dice que ese es el pintalabios que utilizan las mujeres elegantes. En realidad, esta estrategia no dista tanto de las actuales, los anuncios de cosméticos, en su mayoría, son protagonizados por modelos, actrices, cantantes o mujeres que estén de moda en ese momento y que llamen la atención del público femenino, que aspire a ser como ellas.
Por otro lado, resulta sorprendente que se indique que la eficacia del producto es la misma en morenas que en rubias; hoy en día, sería impensable verlo en un anuncio.
Aunque también podemos ver recursos que se siguen utilizando hoy en día como la utilización de estudios científicos que avalen la eficacia de un producto y que, además, le aporten mayor prestigio a la marca.

Ya que el anuncio resalta que el pintalabios es de larga duración, mi propuesta de anuncio sería la siguiente:

Aparecería una mujer, con el pintalabios corrido, al lado de un hombre que tenga los labios rojos, como el de la fotografía, aunque estarían los dos en la misma imagen.



 Sobre la imagen veríamos una frase que dijese: "No querrás que este sea su aspecto después de un beso". Y en una de las esquinas de la fotografía veríamos, al igual que en el anuncio original, la imagen del pintalabios y el estuche, junto al eslogan del anuncio: "Lápiz permanente Milady".



No hay comentarios:

Publicar un comentario